sábado, 6 de diciembre de 2008

La limpieza hepática y de la vesícula biliar

Aunque parece que nos salimos del tema, pero no es así pues la limpieza hepática también es una forma muy sutil de… limpiar las emociones. Para mi opinión, tienen una clara relación la limpieza hepática con las flores de Bach en el sentido de que, tanto la una como las otras limpian o van haciendo desaparecer capas… bien de sedimentos o cálculos/piedras (la primera) así como las emociones que han formado esas piedras pues es bastante difundida la relación entre cálculos biliares y… rabia, amargura…
También hago la relación porque, tanto cuando empecé a utilizar las flores ¡se me rompían los frascos! Y se de personas que se les pierden… y, aunque a la limpieza h. no le di mucha importancia en ese sentido, también me ha dado algún quebradero de cabeza pues en alguna ocasión me quiso hacer creer ¡que no quería hacerla! ¡yo que estoy notando unas mejorías increíbles! También he puesto mucho interés en difundirla, por los beneficios que aporta y, gracias a ellos, quiero agradecerlo contándolo a los demás. Y, también, llegado un momento, ¡me han salido trabas y problemas para difundirla! Nada importante pues es mucho más fuerte el fondo y la importancia que tiene por lo que, poco a poco, seguiré con esa difusión.
Con todo esto quiero decir que cuando uno quiere mejorar en algún aspecto, se sabe que está en el buen camino… ¡porque salen las tentaciones para hacernos desistir! Por esto, es muy importante saber distinguir y, luego, tener constancia y paciencia para conseguir la meta.
La limpieza hepática consiste en una receta antigua, actualizada y perfeccionada por Andreas Moritz que ayuda a limpiar el hígado y vesícula ¡de qué manera! La limpieza da lugar a eliminar cientos y cientos de piedras, más grandes o más pequeñas, barro biliar e incluso ¡parásitos, cándidas! Es increíble lo que alojamos en ¡el laboratorio del cuerpo! Y no son pocas personas a las que les puede ocurrir esto sino que, ¡al contrario! en la sociedad en que vivimos que nos mantiene completamente reprimidos, donde no podemos expresar nuestras emociones de forma natural y sencilla sino que, ¡al contrario! conviene guardar las formas “por nuestro bien”, no está bien visto ser rebelde, de hecho nuestra juventud actual que no tiene ninguna barrera para expresarse… se les mete droga o modas retrógradas y destructivas (música “bacalao”) para tenerles dominados o alienados, en fin… en la actual sociedad “libre” en la que vivimos donde nos lo dan todo hecho y nos dirigen o inducen, incluso, sobre lo que hemos que comer, comprar, vestir… pensar o mejor, no pensar (para eso ya está la tele, los video juegos… los políticos) ¿hay lugar para tomar decisiones sobre lo que queremos hacer sin cortapisas?
También da lugar a esos atascos biliares la alimentación, el modo de vida estresado, el sueño, en fín, "la vida sana y equilibrada" que llevamos.
Pues bien, todos estos condicionamientos físicos, emocionales y mentales conducen a una represión cada vez más profunda que va generando, en orden inverso, rabia, tensión, ausencia de alegría, amargura, lo cual, entre otras cosas, conduce a la formación de cálculos biliares. Es reconocida la relación de bilis igual a rabia, carácter “bilioso” desde los más remotos tiempos.
Por lo tanto, la mayoría de los que formamos esta sociedad tenemos el hígado de aquella manera y ¿por qué? por estar bien repleto de piedras (es rara la persona que hace una limpieza y no expulsa algunas de ellas), sin apenas poder hacer medio bien su trabajo. Y ¡la gran pregunta! ¿los médicos no lo saben? ¡a ver si toda esta exposición es un buen engaño porque los médicos nunca han hablado de esto!
Hace poco supe de una mujer que ha hecho la limpieza pues tenía piedras en la vesícula. Después fue al médico para que le repitiera una eco y ver si seguía teniendo las piedras. Estas habían desaparecido a lo que el médico le preguntó qué es lo que había tomado, ella le contestó que lo que el le había recetado y éste le contestó que lo que el le recetó “no le quita las piedras” y ella, rodeando el tema, le dijo que había encontrado una limpieza y eso fue lo que hizo y el medico la contestó “y si usted hace eso ¿qué hacemos entonces los cirujanos?... "
Afortunadamente no todos los médicos son así pues hay bastantes doctores en medicina que están secundando esté método así como distintos profesionales de la salud, obteniendo unos resultados increíbles en “enfermedades incurables” como pueda ser desde las más sencillas, alergias, intolerancias alimentarias, estreñimiento, diarrea, excemas, alergias, psoriasis, etc… como más graves: tensión alta, mala circulación, fibromialgia, cansancio crónico, degeneración en distintos órganos e, incluso, enfermedades terminales.
Para no extenderme más, aunque el tema es apasionante, os remito al blog que lleva su nombre: http://lalimpiezahepatica.blogspot.com/
Lo dirige Carlos, cabeza representativa de todos los “limpiadores hepáticos”, el cual se esmera mucho más de lo esperado. ¡gracias, hermano, por tu esfuerzo y cuidado con todos nosotros!
En el blog podréis encontrar toda la información y a tiempo real con historias de muchas personas, incluida la del propio Carlos (que no tiene desperdicio y por eso desarrolla el blog), que cuentan sus experiencias aportando datos muy interesantes y novedosos pues es algo que no tiene referencias y se van descubriendo, entre todos, nuevas respuestas.
Por ejemplo, os pongo otro enlace al mismo blog contando el episodio “limpiador” de dos personas: http://lalimpiezahepatica.blogspot.com/2008/09/crnica-de-dos-limpiezas-hepticas-de-g-y.html
En lo que respecta a las flores, indicaros las más apropiadas para hacer la limpieza:
HOLLY: curiosamente, aunque esta flor está relacionada con el charkra del corazón pero está relacionada con la rabia, celos, envía, enfado, amargura… y con el hígado. Es el elixir del AMOR UNIVERSAL por lo que la deberíamos tomar todos de vez en cuando si no es todos los días.
AGRIMONY esconde… guarda y, al tomar la esencia “saca” fuera lo que está atascando.
CHICORY: está indicada en retención de cualquier tipo, en este caso, si queremos eliminar, es ideal para los líquidos así como los sólidos.
CRAB APPLE, es el limpiador-antibiótico floral por excelencia, con lo cual viene de maravilla para la “limpieza” h-v, así como para eliminar bacterias.
WALNUT, corta, rompe los lazos que nos ata a algo antiguo y que no queremos ya, adaptándonos al cambio, a la nueva situación.
WILLOW, también se aconseja para retención, en este caso de líquidos, así como también para dolores artrósicos, reumáticos, etc..
Se pueden relacionar más pero es recomendable hacer un preparado personalizado, más indicado para cada persona pues cada uno reaccionamos de distinto modo ante la misma situación.
Os animo a investigar sobre este tema tan interesante ¡os va a sorprender más de lo que imagináis!

2 comentarios:

Frank dijo...

Muchas gracias por la información!

angie dijo...

Gracias..muy util!