miércoles, 22 de junio de 2011

Desidia y culpa ¡quémalas en la noche de San Juan!

Entendemos por desidia o negligencia cuando alguien no tiene ganas o fuerza para hacer lo que normalmente le resultaría cómodo o fácil. Y ¿por qué ocurre esto? Lo primero que se nos viene a la cabeza es que la persona puede ser perezosa o estar sobrecargada de trabajo rutinario (HORNBEAM), que padece una incipiente o prolongada depresión (GENTIAN, MUSTARD), se siente desbordad por las circunstancias (ELM), ya no le quedan esperanzas en un futuro mejor (GORSE), cansancio por excesivo o constante esfuerzo (OLIVE), vive unas circunstancias duras y ya le da igual que le da lo mismo todo (WILD ROSE).

Pero a nadie se nos ocurre relacionarla con la culpa (PINE)… a no ser que investiguemos las causas de aquel motivo. Según Kabaleb, en el libro “los dioses internos” al describir el ángel ALADIAH cuyo significado es “gracia de Dios” explica que la gracia es un estado que va más allá de la misericordia y del perdón, es decir, cuando nos ofenden o perjudican, la mejor forma de repeler esa agresión es… perdonando, de esta forma cancelamos la ofensa y evitamos esa agresión (no significa que la persona no pague en su momento el efecto de esa falta). Si somos misericordiosos tendremos una predisposición innata al perdón, incluso antes de que se produzca la ofensa, pero si aplicamos la gracia… además estamos favoreciendo y facilitando a quien nos ofendió los medios para que cambie de forma de actuar, es decir, gracia es un don divino o cualidad del puro amor.

Pero el revés de la moneda es que cuando una persona sufre contantemente reveses por varios motivos, principalmente kármicos y, si no logra superarlos, entra en un proceso de culpa, y ésta conduce a todos los sentimientos que describí al principio, en concreto, la desidia. Como ya hemos visto en otras ocasiones, la culpa es un sentimiento que se instala o viene innato pero que no se reconoce y, en la mayoría de los casos, ni se sabe que lo tenemos y que nos domina de una forma invisible pero segura, tenaz, corrosiva, ancestral. La llevamos inscrita desde tiempos remotos y más empeño que hay en que no se borre ni un ápice. Es una verdadera lástima ver a personas, familias enteras marcadas por la fatalidad que, dominadas por este terrible sentimiento, viven en la semi-indigencia por más valiosas que sean, se empeñan en fustigarse, martirizarse y destruir cualquier ápice de bondad o belleza que crezca a su alrededor.

Pero, yendo un poco más allá, esta actitud denota algo de soberbia (VINE, BEECH, WATER VIOLET Y ROCK WATER)… si nos dejamos guiar por la providencia o por la gracia divina y seguimos Sus designios y entre ellos está el ser felices, prósperos, vivir en abundancia, paz y amor ¿quiénes somos para desviar esos planes??

Por otro lado, si nos vamos a vidas anteriores, todos hemos sido víctimas y verdugos de maltratos sinfín, asesinatos, violencias de todo tipo y por este motivo ¿vamos a condenarnos eternamente a no remontar esas vivencias?? (HONEYSUCKLE, WALNUT, PINE, HEATHER)

Entonces la cuestión nos lleva a una disyuntiva (SCLERANTHUS): hacer mi voluntad o la voluntad del Padre. En nosotros está la decisión y el libre albedrío, sin duda, ESCOGER ENTRE LA LUZ Y LAS TINIEBLAS. La vida es muy simple, somos nosotros quienes la complicamos.

Mañana tenemos un día muy especial para potenciar lo que queremos. Dicen los antiguos que “tres días hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión” pues mañana coincide uno de estos días grandes con la noche de San Juan por lo que podemos aprovechar este momento inmejorable para definir nuestras metas. Aunque no soy amiga de rituales, sí es muy interesante la noche de San Juan para escribir en un papelito todo lo que queremos superar o de lo que queremos desprendernos, la lista puede ser muy sencilla: “me desprendo de todo lo que venga de las tinieblas…” o si queremos hacer una lista detallada, y después, a eso de las doce de la noche se quema, eso sí, cuidado con el viento o con que se pueda prender alrededor. Puede ser una excelente ayuda para dar un primer paso hacia la prosperidad, felicidad, salud, amor.

¡Feliz día y feliz noche!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado, deseo que en esta noche tan especial, se pongan en camino todos vuestros deseos.
Estoy comenzando a descubrir, los escritos del Dr. Bach, y su sistema floral, creo que puede ser una gran ayuda, y se apoya en unas buenas bases filosoficas.

Purificación dijo...

¡muchas gracias anónimo! también los mejores deseos para ti y para todos en esta especial noche.
Sí, la verdad es que no sé qué me gusta más del doctor, si las flores o la filosofía, es un hombre que transmite una gran luz.
Feliz y mágica noche!!!

Isabel dijo...

Hola guapa: sí que es una buena leña para la hoguera, que arda,que arda hasta ser ceniza.

En mi blog no puedo dejar comentarios desde hace varios días, los ordenadores son una cosa...que van a su bola:-)

Purificación dijo...

Pues nada, si tienes más material ¡hacemos una hoguera más grande!
voy a ver si yo puedo poner algún mensaje... a veces no es lo que uno quiere... ¡ni siquiera en el blog!! jajaja.